Consejos y Recomendaciones Para Locutores Principiantes - Consejos De Radio


Pequeños Tips y Consejos Para Locutores Novatos: 

• No cruces los brazos ni los escondas detrás o bajo la mesa. Al cabo de un rato, estarás hablando con desánimo. Aprovecha todos tus músculos, especialmente los de la cara, para darle fuerza a tus palabras. Igual que subrayamos una frase importante cuando leemos un libro, aprendamos a resaltar determinadas palabras con el tono dinámico de la voz y el apoyo de las manos.

• Cuando entramos a una cabina de radio, antes de atender a las voces de los locutores, nos fijamos en sus manos. Al locutor de oficio se le reconoce enseguida por sus gestos, por las muecas de su cara, el brillo de sus ojos, su posición dinámica. Mueve todo el cuerpo, pero mantén la cabeza en dirección al micrófono para no salirse de plano.

• Al hablar, no te apoyes sobre un pie ni te recuestes sobre la pared. Párate firme, con una posición corporal enérgica. Obviamente, si no tienes convicción, de nada sirve la gesticulación. El buen tono para hablar va de la mano de la motivación del espíritu como de la expresión corporal.

• Aquí vale lo del huevo y la gallina, quién viene primero. Porque la convicción interior nos hace mover los brazos, enarcar las cejas, alzar el dedo que acusa y cerrar el puño que afirma. Y a su vez, la gesticulación exterior va produciendo en nosotros una actitud más convencida y, por ello, más convincente.

• La gesticulación, ciertamente, es un asunto cultural. Le expresión corporal depende mucho de la idiosincrasia de donde hemos nacido, como así también de nuestra crianza y cultura. Que cada uno hable a su estilo, claro que sí, pero desarrollando al máximo las posibilidades de su cuerpo.

• Es imperativo una buena articulación. Es decir, la pronunciación clara de las palabras. Que los demás puedan oír y distinguir bien todo lo que decimos. Por costumbre o pereza, algunas personas hablan con la boca muy cerrada, casi sin mover los labios. Otros, por timidez, adoptan un tono muy bajo y apenas se entiende lo que dicen. ¡Debemos mejorar eso! ¡Levanta la cara, abre bien la boca, arma una estructura de tu pensamiento y da lo mejor en tu comunicación!

• Al comunicarse, hacerlo en tono conversacional, lento pausado, mirando a los ojos, o a los demás, para crear una conexión real y verdadera.

• Si se trata de un discurso, que estamos leyendo, aprovechar las pausas del mismo para levantar la mirada y conectar.

• Pueden usarse palabras diversas para unir una frase con otra y hacer tiempo mientras se baja la vista para continuar con la lectura. Por ej.: efectivamente, asimismo, en efecto, según se nos informó, etc.

• Sonreír con naturalidad. Es muy importante aprovechar la conexión positiva que nos brinda una sonrisa.

• Pronunciar correctamente. No olvidarse de la buena dicción.

• Hacer ademanes y gestos que motiven a los presentes.

• En cuanto a los ademanes (lo más difícil), éstos deben ser naturales. Utilizar primero una mano, luego la otra, después ambas y finalmente, ninguna (dejarlas quietas).

La mayoría de las cosas en la vida se logran con la práctica y la reiteración de la actividad a realizar. La comunicación no está al margen de esto. Por lo cual cada vez que practiques veras que mejoras, y algunas cosas que al inicio parecen “artificiales” van adoptando naturalidad y encajando en tu personalidad.

Practica de forma constante, por ejemplo, frente a un espejo o grabándote y notaras tú mismo la evolución.

Cursos y Capacitaciones: www.cursodelocuciononline.com